MIOMAS

Los miomas son tumores benignos (no cancerosos) compuestos sobre todo por tejido muscular. Se encuentran en la pared del útero y algunas veces en el cérvix. Pueden variar de tamaño de muy pequeños como un chícharo a grandes como un melón o más. Con miomas más grandes, el útero de una mujer puede crecer hasta el tamaño de un embarazo de más de 20 de semanas. Aproximadamente 20 a 25% de las mujeres mayores de 35 años tiene miomas.

Signos y síntomas

Algunas mujeres con miomas no tienen síntomas. Cuando presentan síntomas varían debido al número, tamaño y localización de los miomas. Los síntomas incluyen:

  • Hinchazón del abdomen, especialmente si son grandes.
  • Sangrado menstrual abundante, sangrado entre los periodos o después del coito, o sangrado después de la menopausia.
  • Dolor de espalda, dolor durante las relaciones sexuales, dolor con los periodos, etc., debido a la presión que ejercen los miomas sobre los órganos internos.
  • Anemia por sangrado excesivo.
  • Presión pélvica.
  • Orina frecuente por la presión sobre la vejiga.
  • Estreñimiento crónico por la presión sobre el recto.
  • Infertilidad. Las trompas de Falopio pueden estar bloqueadas o el útero puede estar alterado.
  • Abortos. Si los miomas están dentro del útero, la placenta puede no implantarse como debe.

Diagnostico

Los miomas se diagnostican con la historia clínica y un examen pélvico. Su médico puede hacer también otras pruebas, como un ultrasonido e histeroscopia para confirmar su presencia, localización y tamaño.

Causas y factores de riesgo

Razones por las que una mujer tiene mayor probabilidad de tener miomas

  • Nunca se ha embarazado.
  • Tiene un pariente cercano que los ha tenido o los tiene.
  • Es afroamericana. El riesgo es tres a cinco veces mayor que las mujeres caucásicas.

Realmente no se sabe por qué ocurren los miomas. Sin embargo, estos dependen de los estrógenos para su crecimiento. Pueden disminuir de tamaño o incluso desaparecer después de la menopausia.

Tratamiento

  • Vigilancia expectante. Su médico “vigilara” cualquier cambio y puede sugerir “esperar” la menopausia, ya que los miomas a menudo disminuyen de tamaño o desaparecen después de ese tiempo. Si tiene problemas durante este periodo de “esperar” la menopausia, sino que se haga algo para tratar sus miomas. Los problemas incluyen: demasiado dolor; sangrado abundante; un abdomen demasiado grande; la necesidad de tomar diariamente suplementos de hierro para evitar la anemia; y problemas gastrointestinales.
  • Medicamentos. Un tipo, llamado agonista de la hormona liberadora de gonadotropina, bloquea la producción de estrógenos por los ovarios. Esto disminuye el tamaño de los miomas en algunos casos, pero no es una curación. Los miomas regresan pronto cuando se suspende el medicamento. La disminución de tamaño de los miomas podría permitir una cirugía mínima, en lugar de una cirugía mayor. Los agonistas se toman unos meses, pero no más de seis, porque sus efectos secundarios simulan la menopausia y pueden llevar osteoporosis. En algunos casos los agonistas pueden usarse más tiempo con “Tratamiento añadido” utilizando dosis bajas de estrógenos para que los efectos secundarios sean más leves.
  • Cirugía. Hay muchos métodos.

Miomectomía. Se extirpan los miomas, pero el útero no. Esto puede hacerse usando un laparoscopio y un láser. Los miomas también pueden extirparse usando un resectoscopio. Los miomas pueden extirparse bajo visión directa durante la cirugía abdominal. Los métodos de miomectomia pueden permitir que los miomas vuelvan a crecer. Mientras más miomas tenga, mayor probabilidad de que vuelvan a crecer.
Procedimientos para destruir el revestimiento uterino. Estos no extirpan los miomas, pero crean una cicatriz en el revestimiento uterino. Hacer esto detiene permanentemente el flujo menstrual o lo hace más ligero. El revestimiento uterino puede destruirse en las siguientes formas: Con un láser; usando un electrocauterio; insertando un balón dentro de la cavidad uterina y circulando agua caliente en el interior del balón; o con agua caliente que fluya al útero.
Histerectomía. Esta cirugía extirpa el útero y los miomas con él. Esto puede hacerse por vía vaginal, si el útero no es demasiado grande. De otro modo, se hace a través de cirugía abdominal.

Se recomienda cirugía cuando el fibroma es muy grande o cuando otros tratamientos no detienen el sangrado grave. Es la única forma segura de deshacerse de los miomas, pero deja estéril a la mujer. Una histerectomía puede hacerse también en la rara ocasión de que el fibroma se vuelva canceroso.

Preguntas que hacer

Autocuidados

  • Mantenga un peso saludable. Siga una dieta baja en grasa. Mientras más grasa corporal tenga, es probable que tenga más estrógenos, que aumentan el crecimiento de los miomas.
Haga ejercicio regularmente. Puede disminuir la grasa de su cuerpo y los niveles de estrógenos.

Contenido
tu.ginecologa1
TUGINECOLOGAMEF
Canal de Youtube
Sitio Web optimizado para: